La moringa promete, pero ¿cumple?

La moringa es un árbol procedente de India cuyo cultivo, al adaptarse bien a casi todos los tipos de suelo, se ha extendido a otros puntos del planeta. Sin embargo, donde más raíces ha echado es en la tierra de los mal llamados “superalimentos”. Allí han prosperado su promoción y su venta. Al igual que otros vegetales o preparados exóticos, como las bayas del Goji, “el hongo de la inmortalidad” (Ganoderma lucidum) o, más recientemente, la kombucha, la moringa tiene fama por sus propiedades nutricionales y sus potenciales efectos beneficiosos para la salud. Pero ¿es para tanto?

Cautela. La moringa nos aporta energía, una buena dosis de proteínas vegetales e importantes cantidades de fibra dietética. También es muy rica en calcio, en hierro y en vitamina A. Esta combinación de cualidades nutricionales la ha catapultado a la fama como un alimento cardioprotector que favorece la circulación sanguínea y reduce el colesterol y la glucosa en sangre.

Pero una cosa es…

Artículo publicado en Eroski Consumer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: